EL CENSO AGROPECUARIO, EN UN 80%