EL CAMPO RECHAZA UN ACERCAMIENTO “K”