EL ALCOHOL, EN LA MITAD DE LOS ACCIDENTES