El 18 Campeón: LO ATÓ COMO UN MATAMBRE…