DESDE EL JUEVES, SAME EN ALBERTI