DESCUBREN UN FRENO PARA EL DENGUE