DENUNCIA ANÓNIMA, CLAVE PARA EL OPERATIVO