COMO NO SOMOS CÓMPLICES, RECUPEREMOS LO ROBADO