Comenzó la veda: QUE SE PUEDE HACER Y QUE NO