“CACHO” DE SHOW SE VIVIO EN EL ROSSINI