Presupuesto 2019: BAIRES, LA ÚNICA QUE PIERDE