AXEL, RAPIDO COMO UN GALGO