ARGENTINA SE SUMA, ¡SÍ A LA LECHE!