AL MAESTRO, CON CARIÑO…