AHORA INVESTIGAN LOS “BENEFICIOS” DE “EL SAPO”