ABSA: MUNICIPIOS QUIEREN SALIR DEL SERVICIO