Abortos: POSICIÓN DEL OBISPO DIOCESANO