A SILVESTRE NO LE GUSTÓ LO DE LILITA…